'El Príncipe de Bel Air': Will Smith explica cómo consiguió el papel que le alzó a la fama

ATACA LA RADIO

CUENTA OFICIAL

@ATACALARADIO

 

Con casi dos millones de suscriptores, el canal de YouTube de Will Smith es uno de los más exitosos entre los actores o músicos de Hollywood que deciden adentrarse en este mundo de Internet. El actor comenzó con este proyecto hace pocos meses pero sus vídeos están atrayendo a fans de todo el mundo, especialmente el último en el que habla de El Príncipe de Bel Air.

 

Esta es la serie que le permitió su gran salto a la fama a nivel interpretativo. Como él mismo cuenta en este vídeo, antes de decidirse a ser actor probó con la música lanzando un exitoso disco por el que consiguió muchísimo dinero y fama de pronto. Sin saber gestionarlo, Smith se gastó prácticamente todo el dinero y cuando presentó su segundo trabajo este fue rechazado de forma masiva por la audiencia. El problema real vino cuando comprendió que no había pagado aún los impuestos estadounidenses llamados IRS. Es decir, problemas con el tío Sam.

En su búsqueda de dinero, Smith acudió al programa The Arsenio Hall Show con un empuje de su novia, que consideraba esta como una oportunidad para volver a saltar a la palestra y renacer. Precisamente, allí conoció a Benny Medina, "el verdadero Príncipe de Bel Air aunque en realidad él se mudó desde Watts a Beverly Hills", quién le propuso que conociera a Quincy Jones, productor de la serie.

 

Smith recibió el guion y, tras pedir un poco de tiempo para preparar el papel, aunque tras negociar sobre este aspecto solo consiguió 10 minutos para leer todo y pensar cómo abordar el rol de el Príncipe de Bel Air. Pese a eso lo hizo tan bien que consiguió el papel de forma inmediata.

 

Jones y su equipo de abohados elaboraron rápidamente un contrato básico para poder firmar en ese momento, y en tres meses después Smith ya estaba rodando el famoso episodio piloto que le devolvería la fama para siempre. Una fama que ha sabido mantener con el paso de los años gracias a nuevos proyectos. Eso sí, la moraleja de esta historia para el actor esta clara: "Siempre dí que sí y escucha a tu novia".